Servicios periciales: 651 65 88 25 / Formación: 620 29 96 62
luzdivina maria pastor vazquez

Luz María Pastor Vázquez | LinkedIn | Facebook

El Perito Calígrafo estudia y analiza firmas y textos para demostrar su autenticidad o falsedad como parte de su trabajo, dentro de los diferentes ámbitos de actuación en que puede intervenir.

Un dictamen pericial caligráfico presenta dos componentes transcendentales para ser emitido en las mejores condiciones técnico-científicas como son:

  1. El material de estudio.
  2. La metodología a emplear.

A lo largo de este artículo, expondremos todo lo relativo a este primer punto, el material de estudio, dejando para un artículo posterior el análisis de las metodologías existentes y de la mayor o menor idoneidad de cada una de ellas.

EL MATERIAL DE ESTUDIO DEL PERITO CALÍGRAFO

El material de estudio, en este tipo de pruebas periciales, viene definidos por documentos, normalmente en soporte papel, en los que se suscriben multitud de acontecimientos como pueden ser documentos contractuales o de actividad mercantil, formularios, cheques, pagarés, letras de cambio, reconocimientos formales de deuda, testamentos ológrafos, pólizas de seguro, anónimos, entre otros muchos.

A la hora de llevar a cabo una pericia caligráfica, siempre va a haber uno o varios documentos en los que se ha puesto en duda su autenticidad, en todo o en parte, poniendo normalmente en duda la firma o firmas que presentan, pasando a denominarse documentos cuestionados o dubitados.

Cuando se niega la autoría de una firma o grafismo, se habrá de disponer de documentos indubitados para el cotejo pericial. Los documentos indubitados se corresponderán con firmas o textos cuya autenticidad no se pone ni se puede poner en duda. Hablamos de documentos indubitados, en España normalmente oficiales, como son las firmas que se realizan a la hora de renovar el Documento Nacional de Identidad español (DNI) (no confundir con la firma que aparece en el soporte físico del DNI), el Número de Identificación de Extranjeros (NIE), el pasaporte, firmas o textos suscritos ante fedatario público (como son los Notarios o los Letrados de la Administración de Justicia, entre otros) y, en general, cualquier documento que se pueda considerar indubitado acorde al artículo 350 de la Ley de Enjuiciamiento Civil español (LEC):

«Documentos indubitados o cuerpo de escritura para el cotejo.

1. La parte que solicite el cotejo de letras designará el documento o documentos indubitados con que deba hacerse.

2. Se considerarán documentos indubitados a los efectos de cotejar las letras:

1.º Los documentos que reconozcan como tales todas las partes a las que pueda afectar esta prueba pericial.

2.º Las escrituras públicas y los que consten en los archivos públicos relativos al Documento Nacional de Identidad.

3.º Los documentos privados cuya letra o firma haya sido reconocida en juicio por aquel a quien se atribuya la dudosa.

4.º El escrito impugnado, en la parte en que reconozca la letra como suya aquel a quien perjudique.

3. A falta de los documentos enumerados en el apartado anterior, la parte a la que se atribuya el documento impugnado o la firma que lo autorice podrá ser requerida, a instancia de la contraria, para que forme un cuerpo de escritura que le dictará el tribunal o el Letrado de la Administración de Justicia.»

Así las cosas, hablamos de documentos indubitados cuando nos referimos a un cuerpo de escritura judicial, documentos oficiales, a un protocolo notarial o documentos reconocidos por las partes personadas, como pueden ser la declaración de hacienda, por ejemplo, o documentos bancarios, entre otros.

Definido el material de estudio al que el perito calígrafo puede acceder, es tanto o más importante disponer de un material idóneo en diferentes aspectos del documento. En el artículo titulado Documentos originales o en fotocopia en el trabajo del perito calígrafo, tanto en su primera parte como en la segunda parte del mismo, exponíamos los condicionantes más aptos, en cuanto a la calidad de los documentos, que permiten al perito calígrafo disponer del material de estudio idóneo.

A ello se ha de sumar otros condicionantes de idoneidad como son:

PRINCIPIO DE COETANEIDAD GRÁFICA

  • Disponer de documentos indubitados coetáneos o contemporáneos con el o los documentos dubitados.

El perito calígrafo debe trabajar con documentos cuya firma o texto fuese realizado en fecha lo más cercana posible al documento dubitado con el fin de trabajar con firmas o escrituras que no hayan sufrido, en la medida de lo posible, evolución escritural de su supuesto autor.

«…El grafismo está sujeto a variaciones naturales o evolutivas que acontecen en el transcurso del tiempo. Precisamente, el requisito de contemporaneidad es deseable para evitar la presencia de dichas variaciones.»

Rafael Martín Ramos

Perito Calígrafo español

CANTIDAD DE DOCUMENTOS

  • Disponer de la mayor cantidad posible de documentos indubitados aunque no sean coetáneos, todos o en parte.

Cuantos más elementos indubitados dispongamos para un cotejo, mayor facilidad tendrá el perito calígrafo para presentar un dictamen pericial eficaz y resolutivo, pero no se trata de trabajar con un gran número de documentos sin sentido alguno.

«Las cualidades gráficas del escritor son altamente determinantes. El nivel de destreza, el grado de estabilidad o variación[i] pueden facilitar el trabajo con pocos documentos o, por el contrario, impedir un análisis fiable a partir de una sola referencia.»

Rafael Martín Ramos

Perito Calígrafo español

CONDICIONES DE EJECUCIÓN

  • Disponer, en la medida de lo posible, de documentos indubitados que estén realizados en semejantes condiciones al material dubitado objeto de estudio.

Todo ello se relaciona con el tipo de útil escritural empleado, el tipo y formato de papel, condicionantes de pauta que pueda tener el documento dubitado, etc. En el caso de no disponer de semejantes condiciones en los documentos indubitados que se nos aporten, existe la posibilidad de obtener semejantes condicionantes a la hora de realizar, al supuesto autor, un cuerpo de escritura, siempre y cuando se pueda llevar a cabo.

Aun con todo, en el caso de no poder disponer de este tipo de material indubitado, tampoco será causa suficiente como para no llevar a cabo el trabajo pericial pues, en un cotejo pericial, dispondremos de componentes adecuados para el análisis identificativo, en muchas ocasiones, de mayor valor pericial.

«Los fenómenos prodrómicos[ii] son una manifestación directa y objetiva del estado físico-psíquico del individuo cuando realizó el escrito o firma objeto de estudio. Cada escrito o firma es la proyección personal e inconsciente del estado físico-psíquico de un individuo en un momento determinado, no en otro, por lo que podemos determinar, con la aplicación de la Grafopsicología o Psicología de la Escritura (PdE), si tenía demencia, insuficiencia respiratoria o estaba bajo los efectos de la coacción, el nerviosismo, un ataque de pánico o distintas enfermedades, entre otros.»

Rafael Cruz Casado

Grafopsicólogo y Perito Calígrafo

Director del Departamento de Psicología de la Escritura PdE del Gabinete LMPeritos

«Determinados fenómenos que aparecen en la escritura, relativos al estado físico de su autor, son a menudo obstáculos insalvables para conseguir un criterio cierto, incluso contando con un alto número de documentos. Como en otros aspectos, también este hecho cambia su significación y se transforma en una ayuda inestimable, si ciertas condiciones anómalas del pulso son suficientemente peculiares para la identificación de un mismo origen. Tanto si se trata de un fenómeno transitorio como si es estable, se requerirá una extensa remesa de muestras para confirmar la permanencia o las alternancias del fenómeno de que se trate.»

Rafael Martín Ramos

Perito Calígrafo español

CONDICIONES PSICOFISIOLÓGICAS

  • A todo lo anterior, habría que añadir la valoración de la firma o escritura a analizar en relación a las condiciones psicofisiológicas que pudiese tener el supuesto autor.

Muchas patologías provocan diferentes causas de variación en el grafismo que pueden afectar a su composición y, por ende, al cotejo pericial a llevarse a cabo. Es por ello muy necesario conocer sobre grafopatología, dentro del campo de estudio de la grafología, grafopsicología o Psicología de la Escritura (PdE).

«El test proyectivo de la Grafopsicología o Psicología de la Escritura (PdE) nos revelará tanto los elementos innatos de nuestro temperamento, como los adquiridos sucesivamente como mecanismos de defensa, tanto eventuales desórdenes del inconsciente como enfermedades orgánicas. …Enfermedades como el Parkinson, Depresión, Trastornos mentales, demencias, Alzheimer, cáncer, alcoholismo, adicciones diversas,… provocan cambios considerables en la escritura de los afectados. »

Marco Marchesan

Creador de la Psicología de la Escritura o Grafopsicología

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN DEL PERITO CALÍGRAFO EN EL GABINETE PERICIAL LMPERITOS

En los artículos dedicados al testamento ológrafo, se exponía el protocolo de actuación del perito Calígrafo en el Gabinete Pericial LMPeritos en lo relativo al estudio y cotejo de testamentos ológrafos.

Considerando lo expuesto en el presente artículo, ese protocolo de actuación se ha de tener presente para cualquier tipo de estudio pericial caligráfico en el que intervengan escrituras y/o firmas, especialmente cuando estemos ante el análisis de firmas de personas de edad avanzada, con patologías o no.

Dentro del estudio pericial de escrituras, firmas o elementos diversos manuscritos, se debe llevar a cabo un estudio integral del mismo en tres ámbitos interdisciplinares de nuestro ámbito de actuación.

A modo de resumen, se indican a continuación:

  • Pericia Caligráfica: Verificación de autoría o falsedad de firmas, guarismos y todo tipo de escrituras.
  • Documentoscopia: Examen óptico-lumínico de los documentos originales a fin de valorar o descartar cualquier anomalía física o química que pudiese ser de origen fraudulento así como análisis del surco escritural para el análisis de la presión ejercida a la hora de suscribirlo.
  • Grafología / Grafopsicología: Estudio pormenorizado en cuestiones Grafológicas y Grafopsicológicas que permitan demostrar o descartar condicionantes gráficos alterados por diferentes circunstancias como pueden ser la presencia de enfermedades que dañen o alteren el grafismo y que puedan haberlo desvirtuado aun siendo del mismo autor que escribiese años antes de la presencia de esas enfermedades.

[i] El grado de estabilidad o variación viene marcado por diversos aspectos: El soporte sobre el que se escribe (tipo, calidad, desgaste,…), El tipo de útil empleado (tipo de tinta, grosor, uso y desgaste,…), la postura del escribiente, las condiciones psicofísicas del escribiente, etc.

[ii] Fenómenos prodrómicos: Síntomas iniciales que preceden al desarrollo de una enfermedad o a otras manifestaciones agudas

¡Compártelo!