Servicios periciales: 651 65 88 25 / Formación: 620 29 96 62
luzdivina maria pastor vazquez

Luz María Pastor Vázquez | LinkedIn | Facebook

Finalizamos, con este artículo, el desarrollo y análisis de los diferentes métodos que puede emplear un perito calígrafo.

Como técnica de la Criminalística, la Pericia Caligráfica estudia el grafismo manuscrito para, mayoritariamente, poder determinar sobre la veracidad o falsedad de esta. Ya comentábamos, al inicio de esta serie de artículos, la incorrecta denominación que representa la denominación Perito Calígrafo o Pericia Caligráfica pero es complejo luchar contra las denominaciones establecidas en la sociedad y, en especial, en el ámbito judicial.

Como decíamos, nos resulta más adecuado ser denominados como Analistas Forenses de Documentos, lo cual incluiría también el ámbito de la Documentoscopia, entre otros, así como Peritos en Grafística o Peritos en Grafoscopía.

La Grafística abarca el estudio de las particularidades gráficas presentes en un texto manuscrito o reproducido mecánicamente, con objeto de atestiguar su autenticidad o determinar su autoría (definición DRAE) con la aplicación de diversas técnicas basadas en las metodologías, o parte de ellas, que mejor han funcionado en la práctica y cuyo desarrollo se ha ido estudiando en esta serie de artículos, incluido este que nos ocupa. El mayor ámbito de actuación que posee la pericia caligráfica está en el mundo del Derecho. Como expusimos en artículos anteriores, la formación y actualización continua del perito ejerciente en este ámbito ha de ser elevada, unido a la experiencia que te ofrece los años de ejercicio.

Igualmente, la utilización de instrumentos óptico-lumínicos de diferente condición y espectro, software estandarizado y admitido por la Comunidad científica así como elementos digitales complementarios resultan imprescindibles en esta era de avances tecnológicos en que trabajamos y sin los cuales, un estudio pericial caligráfico puede carecer de los suficientes fundamentos científicos para obtener una conclusión acertada.

GRAFÍSTICA O GRAFOSCOPÍA

El método grafoscópico o conjunto de técnicas de observación y reconocimiento no presenta grandes diferencias al método grafocrítico, grafonómico o al análisis que efectúa la grafotecnia o la grafística, de los cuales puede tomarse como sinónimo, aunque su mayor diferencia está en el empleo de nuevas tecnologías y el uso de instrumentos ópticos, más allá del clásico cuentahílos y lupas, para el auxilio pericial. Más que un método es un conjunto de técnicas de observación y reconocimiento de las estructuras caligráficas auxiliada de medios técnicos instrumentales.

Precisamente por ello y a pesar de no ser considerado como método al uso por algunos autores, es un compendio de otros métodos, tomando de ellos lo mejor para realizar una correcta organización de todos los elementos de estudio con el fin de llegar a conclusiones fidedignas, habiendo descartado elementos de nulo fundamento que se valoraban en otros métodos, para centrarse en el detalle, entre otras cuestiones, de los elementos idiosincráticos de la escritura (también llamados habitualismos gráficos o gestos-tipo), los verdaderos identificadores de un autor, por ser movimientos gráficos inconscientes y automáticos, difíciles de captar muchos de ellos y de imposible imitación otros, como no sea variando la velocidad o la presión, lo que les haría perder su dinamismo y espontaneidad propios de las grafías autógrafas y automatizadas. Por las mismas razones son de difícil omisión en la automodificación.

En todos los métodos indicados, incluido este que tratamos ahora y que será el que practiquemos con mayor frecuencia en nuestro trabajo profesional, se analiza la morfología general de la escritura, lo que vendría a ser los elementos constitutivos de Val Latierro. Comprende también el estudio de los gestos-tipo, semejantes a los elementos invisibles del método grafocrítico y a los elementos extrínsecos e intrínsecos del método scopométrico.

gráficos nos permite obtener muy buenos resultados en todo tipo de estudios periciales pues identifica firmas o escrituras auténticas, falsificaciones por automodificación o imitación en todas sus variantes, permitiendo incluso la identificación del autor de una falsificación.

El método se ayuda de instrumentos de amplificación de imagen como son lentes de aumento, microscopios, el empleo de la fotografía -en especial el uso de la macrofotografía-, digitalización de imágenes, así como la fotocomposición, yuxtaposición o superposición de imágenes con software de tratamiento de imágenes, para lo que es preciso conocer de estas técnicas en el desarrollo del trabajo pericial a realizar.

A todo lo anterior se ha de acompañar, por regla general, también el estudio del soporte, un estudio documentoscópico del mismo para descartar cualquier anomalía física o química que evidencie cualquier alteración documental que cambie el sentido de su contenido, afectando por tanto a su autenticidad. Este estudio documentoscópico nos permite ampliar el conocimiento del documento, y no solo de las grafías involucradas, permitiendo con ello realizar un completo estudio, tanto grafotécnico, término este último que consideramos sinónimo a la grafoscopía, como documentoscópico.

En el caso de este Gabinete Pericial, como veremos a continuación, es mayoritariamente empleado el método grafoscópico o el conjunto de técnicas que lo componen, cuya evolución a lo largo de los años de ejercicio profesional nos ha permitido incluir en su desarrollo elementos inicialmente descartados por las metodologías de las que parte dicho método grafoscópico o conjunto de técnicas, y que consideramos de gran relevancia en muchos casos.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN DEL PERITO CALIGRAFO EN EL GABINETE PERICIAL LMPERITOS

El protocolo de actuación del Perito Calígrafo en el Gabinete Pericial LMPeritos, en lo relativo a la metodología que emplea, se fundamenta en el estudio integral del documento a analizar en tres campos de estudio interdisciplinares de nuestro ámbito de actuación.

Dentro del estudio pericial de escrituras, firmas o elementos diversos manuscritos, se debe llevar a cabo:

  • En el ámbito de la Pericia Caligráfica: Verificación de autoría o falsedad de firmas, guarismos y todo tipo de escrituras manuscritas. El Gabinete Pericial LMPeritos aplica, mayoritariamente, la grafoscopía como conjunto de técnicas evolucionadas de métodos como: la Grafocrítica, la Grafonomía, la Grafotecnia y la Grafística, evolucionando su desarrollo a lo largo de los años de experiencia profesional, desarrollando con ello un método conjunto propio.
  • En el ámbito de la Documentoscopia: Examen óptico-lumínico de los documentos originales a fin de valorar o descartar cualquier anomalía física o química que pudiese ser de origen fraudulento así como análisis del surco escritural para el análisis de la presión ejercida a la hora de suscribirlo, siempre que pueda llevarse a cabo.
  • En el ámbito de la Grafología / Grafopsicología: Estudio pormenorizado en cuestiones Grafológicas y Grafopsicológicas que permitan demostrar o descartar condicionantes gráficos alterados por diferentes circunstancias como pueden ser la presencia de enfermedades que dañen o alteren el grafismo y que puedan haberlo desvirtuado. Ello, aun siendo del mismo autor que escribiese años antes de la presencia de esas enfermedades. Este tipo de estudio no siempre es necesario llevarlo a cabo, más aún cuando el grafismo no muestre alteraciones gráficas en este sentido.

Tras el análisis y detalle realizado a lo largo de estos artículos, en base a las metodologías aparecidas y desarrolladas a lo largo de la historia la actualidad que puede emplear un perito calígrafo, se puede apreciar, por parte del lector, la presencia, en mayor o menor medida, que los métodos expuestos pueden disponer de cierto sesgo de subjetividad.

Resultaría evidente indicar que el nivel de subjetividad viene mayormente establecido por la condición humana y la honestidad que disponga el perito calígrafo que se contrate. Decimos “resultaría” pues, desgraciadamente, no toda la sociedad conoce el alto intrusismo y escasa cualificación de personas que ejercen esta profesión así como el desprestigio profesional que generan. Sin profundizar en estos aspectos, que dan para redactar una tesis doctoral, es importante hacer ver al lector la necesidad de contratar a profesionales cuyo objetivo no sea, única y exclusivamente, el tener un negocio con esta profesión.

Más allá de lo indicado anteriormente, la condición subjetiva que disponga el método utilizado será menor en cuanto mayor sea la cualificación y actualización del perito calígrafo así como la mayor experiencia profesional.

Cada vez es más habitual, en el ámbito profesional privado de este sector, comprobar que los peritos calígrafos publicitan la realización de informes de viabilidad gratuitos sobre asuntos periciales. Con ellos se corrobora, de forma previa a realizar y pagar por un dictamen pericial, si este se puede o no llevar a cabo, refrendando o no los argumentos del cliente, e intentando evitar el pagar por un trabajo pericial que no “saliese” a su favor.

El Gabinete Pericial LMPeritos, desde sus inicios como agrupación profesional de peritos calígrafos, allá por el año 2000, ha realizado informes de viabilidad gratuitos a sus clientes privados. Desde entonces, podemos afirmar que más de un 35% de los informes de viabilidad que, de forma gratuita, hemos realizado han sido negativos, no llegándose a realizar el trabajo pericial correspondiente, ni percibir con ello ingreso alguno, por ser contrario a los intereses del cliente y a la objetividad y profesionalidad de este Gabinete Pericial. Sería muy interesante conocer las estadísticas de viabilidad de otros profesionales.

Volviendo al desarrollo del presente artículo, en nuestro afán de obtener un estudio pericial lo más objetivo posible, siempre que se considere necesario en el análisis pericial que se vaya a efectuar, implementamos el uso de diferentes tecnologías. Entre ellos destaca la captura de los datos biométricos que nos ofrece el empleo de tabletas digitalizadoras así como el uso de los diversos software que las complementan. Su fin es el de obtener parámetros gráficos de los posibles autores que nos ofrezcan elementos formales, idiosincrásicos y estructurales objetivos para el cotejo, reduciendo y minimizando con ello el posible sesgo subjetivo que puede presentar la aplicación de cualquier método científico en el que interviene un ser humano, en este caso, el perito.

¡Compártelo!