Servicios periciales: 651 65 88 25 / Formación: 620 29 96 62
luzdivina maria pastor vazquez

Luz María Pastor Vázquez | LinkedIn | Facebook

En la actividad pericial, dentro del ámbito de la Grafística, Grafotecnia, Grafoscopía, Documentoscopia, Documentología así como en la Grafología, Psicología de la Escritura o Grafopsicología, la mejor forma de actuar es ser y estar bien formados, en continua actualización y cubriendo todos los aspectos que pueden afectar a la profesión y, en consecuencia, a la escritura y al documento.

Características de un buen perito calígrafo

El perito calígrafo (así denominado en España y en otros países como Argentina, por ejemplo) serio y profesional, no solo ha de tener medios técnicos adecuados, sino incluso tanto o más importante, ha de disponer, en su máxima condición, de objetividad y honestidad, unido a una buena base formativa y actualización constante.

Al igual que un médico, un abogado o cualquier otro profesional técnico o científico, un perito calígrafo ha de estar al día en las últimas novedades periciales, evolucionar y no solo ejercer habiendo estudiado un único curso o similar. Hay mucho más que aprender y, en lo que respecta a nuestra profesión: ¡O te actualizas, o en muy poco tiempo se notarán tus carencias!

Hoy en día, cualquier persona puede alterar o falsificar un documento con la inestimable ayuda de la tecnología. Cada día surgen nuevos mecanismos de falsificación y, por ello, las técnicas avanzan para poder aplicar un método que permita detectarlas, de ahí la necesidad de estar al día en la materia que nos ocupa.

Los documentos pueden ser muy variados: desde documentos de identidad a cualquier tipo de documento público o privado, pasando por cheques, pagarés, letras de cambio, contratos, nóminas,… lo que obliga al perito a conocer sobre todos ellos, las tintas que se pueden emplear, los sistemas de impresión, los útiles escriturales así como las medidas de seguridad que puedan tener o no con el fin de tener capacidad de identificar su falsedad o veracidad.

Tras más de 20 años en el ejercicio de la profesión de los miembros de este Gabinete, hemos creído conveniente plasmar nuestros conocimientos en la formación de peritos calígrafos, con extensa capacitación en la materia, basada en las metodologías, admitidas y actualizadas, junto con el aporte de nuestra experiencia en el sector.

Creemos firmemente que ni siquiera este curso ha de ser el único argumento profesional con el que se rija un perito calígrafo. La formación ha de ser ampliada en disciplinas vinculadas a la profesión: Fotografía, Microscopia, Óptica, Documentoscopia, Grafopsicología, Grafopatología, Neurociencias y muchas otras, que aporten un conocimiento amplio, científico y contrastable para el trabajo del día a día.

La actualización en las materias que nos incumben ha de ser continua: la asistencia a seminarios, congresos, cursos de especialización, investigación, constante revisión de la bibliografía existente,… es fundamental para estar bien formado. Quien busque los servicios de un perito en estas materias, debería conocer de antemano la titulación y formación profesional del mismo, siendo esta una cualidad que identificaría, en un primer momento, su buen hacer.

A lo dicho anteriormente se une algo imprescindible en el ejercicio de la profesión:

«El perito calígrafo ha de ser consciente, antes de realizar cualquier trabajo pericial, que en su capacidad de discernir una conclusión fidedigna puede estar poniendo en sus manos el destino de una o más personas, pudiendo hacer ganar o perder dinero, propiedades,… e, incluso, entrar o no a la cárcel».

Por ello, se habrá de actuar con la máxima diligencia y, en consecuencia, reiteramos, se ha de estar bien formado y en continua actualización, disponiendo de la máxima objetividad, honestidad y profesionalidad en el ejercicio de su trabajo.

A los miembros de este Gabinete nos encanta nuestra profesión y, aunque ya lo decían en la famosa película « !Nadie es perfecto! », nos enorgullece saber que la base de nuestro trabajo está en la objetividad y honestidad constantes así como la continua actualización y formación en las materias que nos ocupan.


[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]
¡Compártelo!